Land Rover Santana - Recambio original en venta
COMPARTIR EN
Brabham BT23-5 de Jochen Rindt en 1967
Publicado el  28/12/2015
Antes, los monoplazas de competición no destacaban por potencias o motores de tecnología descomunales, aunque no por ello son peores, sino muchos más 'técnicos', como el Cosworth-FVA de 1.600 centímetros cúbicos del Brabham BT23-5 protagonista de estas líneas.
 
Después del tiempo que llevo en Yclasicos, no recuerdo a la perfección todos los temas que he podido tratar ni todos los comentarios que he podido hacer, mi memoria tiene un límite y los detalles siempre terminan por difuminarse. Por eso dudo si en alguna ocasión he mencionado que cuando se trata de carreras soy de máquinas y no de pilotos. No voy a argumentar el motivo de esto, no es el objetivo de estas líneas, pero sí comentar que para mi, el automovilismo es un trabajo de equipo y no de una sola persona.
 
Me han llegado a criticar alguna vez que otra por pensar así, lo cual lo veo sin sentido porque ser ‘de máquinas’ no quiere decir que desprecie el trabajo de ciertas personas que han marcado un antes y un después en el mundo de la competición y también, el el mundo del motor en general, independientemente del número de ruedas que tenga el vehículo. Siempre hay alguien que marca el camino con grandes ideas y provoca que todo cambie, ya sea para bien o para mal. Entre esos personajes que han marcado un antes y un después están, por ejemplo, Colin Chapman, Bruce McLaren o Jack Brabham, cada uno por un motivo en concreto y que incluso hoy día, se sigue notando su influencia.
 
 
En esta ocasión, nos vamos quedar con Brabham, un expiloto y exmecánico de la Fuerza Aérea Australiana, que cuenta en su palmarés con tres Campeonatos del Mundo de Fórmula 1 y además, figura como el primer piloto en ganar un título con un coche de fabricación propia. Brabham también fue uno de los artífices de los monoplazas de motor central cuando corría con Cooper, quienes a su vez, y debido a su cabezonería durante el desarrollo de los coches, provocaron la creación de Motor Racing Developments Ltd, la empresa que Brabham fundó en Reino Unido con su amigo Ron Tauranac, quien llegó a ser considerado por el propio Brabham como ‘absolutamente el único tipo con el que me hubiera asociado’.
 
Todo esto viene al caso, como ya suele ser habitual, por la aparición de un trozo de historia de la competición, un Brabham BT23-5 de 1967, el mismo monoplaza de Fórmula 1 que pilotara Jochen Rindt en 1967 adjudicándose 9 victorias y haciendo de este coche el modelo de F2 más exitoso de la temporada. Solo se fabricaron 31 chasis, 22 de ellos destinados a Fórmula 2 y se dice que únicamente han sobrevivido tres, así que no me extraña que Auctionata, quien pondrá el coche en subasta, tenga estimado un valor de casi 584.000 euros.
 
Lo más destacable de los Brabham BT23-5 es un chasis tubular y un motor de cuatro cilindros y 1,6 litros Cosworth-FVA con 210 CV.
 
Javi Martín
 
 
 
 
 
Solicitud de información
Por favor, introduzca sus datos personales y la consulta que desea realizar. Esta información será recibida a través de e-mail, para que pueda ser atendida adecuadamente.

Nombre y Apellidos:
Email:
Teléfono:
Consulta:

Política de cookies

Una cookie es un fichero que se descarga en el ordenador o dispositivo del usuario al acceder a determinadas páginas web para almacenar y recuperar información sobre la navegación que se efectúa desde dicho equipo. A continuación le ofrecemos más información sobre las cookies que podemos utilizar en este sitio web:

   • Cookie de carácter técnico: destinada únicamente a permitir al usuario navegar por la página web.
   • Cookie estrictamente necesaria para la prestación de un servicio solicitado por el usuario: por ejemplo, aquella que es necesaria instalar para efectuar un pago, iniciar sesión o acceder a una zona privada de la web.
   • Cookies analíticas: para el seguimiento y análisis estadístico del comportamiento del conjunto de los usuarios.
   • Cookies de marketing y publicidad: permiten anuncios y banners personalizados, también la recopilación de estadísticas sobre los mismos.
   • Cookies de redes sociales y otros plugins: permiten compartir contenido del sitio a través de sitios web de redes sociales de terceros.

El usuario podrá elegir qué cookies quiere que funcionen en este sitio web o desactivarlas mediante la configuración de su navegador.
Más información

× Cancelar